Tienda en linea

sábado, 9 de julio de 2016

El cartel de Izquierda Unida, Obama e Israel.

Aún recuerdo cuando marchaba a las bases de  EEUU  para exigir su retirada de España, qué tiempos. ¡OTAN no, bases fuera! Gritábamos.
Qué tiempos de mocedad.

He estado observando el cartel que han publicado en Izquierda Unida, en relación con la visita de Obama a España.


En el cartel, que quiere señalar a Estados Unidos y a Israel, quien representa a Obama no está claro si deja en el bolsillo dinero o lo está sacando. Explotan el mismo prejuicio que comparten con los conspiranoicos y la extrema derecha, amén del tradicional antisemitismo que ha existido en Europa desde antes de la II Guerra Mundial, en donde los judíos son quienes manejan el dinero del mundo y a través de control quien tienen el poder en el mundo.
El cartel de todos modos, manifiesta el respaldo mutuo que ambos piases se proporcionan y eso es cierto.

Me parece  lógico en cualquier caso, que los judíos se hayan escandalizado, porque ¿A santo de qué incluir a Israel en un cartel relacionado con la visita de Obama a España?
A no ser de que no hayan podido disimular el odio a Israel que en la izquierda española es tradicional y que además,  parece  formar parte del manual de la izquierda hispana, en donde se idealiza a los palestinos y se criminaliza a Israel, como si ese conflicto fuera a estas alturas una historia de buenos y malos.
Está de más en el cartel la presencia de Israel.

Pero imaginemos que solo estuviera en el cartel un personaje de raza negra, entonces estaríamos ante otra de las fobias de la izquierda hispana, el antiamericanismo, (si ya sé, América no solo es EEUU, pero ya es tarde para arreglar eso).

¿Que el mundo sería un lugar más estable sin los desequilibrios que los intereses norteamericanos provocan? Por supuesto, pero resulta muy pueril a estas alturas mantener ese "yankis no, bases fuera" de las décadas de los setenta y ochenta del pasado siglo.
Nos guste o no, estamos integrados en un bloque económico y cultural que comparte intereses y nos unen más cosas de las que nos separan.

¿Por qué le tenemos esa manía a los Estados Unidos?  No será por la guerra que tuvimos con ellos, ya que la mayor parte de los españoles ni siquiera sabe que estuvimos en guerra con esa nación en la que se perdieron las provincias de Cuba y Puerto Rico.

Supongo que muchos nos damos cuenta de que EEUU es una nación que quiere controlar el mundo, que sus intereses están por encima de cualquier cosa y eso obviamente resulta molesto.
Además en España fueron los Estados Unidos los que le "salvaron el culo" al régimen de Franco, ahí si tenemos algo que puede explicar parte de la fobia que la izquierda le tiene.
Durante la Guerra Fría la izquierda jugaba el papel de anti imperialista contra EEUU, aunque al hacerlo favorecían el imperialismo soviético que también existía.

España es un país muy critico con Estados Unidos, pero comemos en franquicias norteamericanas en los centros comerciales, nos encanta su cine...y solo la izquierda se toma ese antiamericanismo en serio como si realmente se hiciera eco de un sentir popular.

La invasión de Irak fue una burrada liderada por un presidente americano, pero vitoreada y coreada por dos presidentes europeos, uno de ellos del laborismo.


En el cartel aparece también una referencia al TTIP,  un acuerdo comercial que se está negociando sin transparencia entre la UE y EEUU, un acuerdo que a los europeos no nos va a interesar porque le va a dar a EEUU, al igual que pasó tras la II G Mundial, el poder de decidir las normas a las que Europa ha de adaptarse.  Pero no tiene sentido oponerse incluyendo el rechazo en el antiamericanismo, hay razones objetivas para rechazarlo y la fobia anti yanki las desvirtúa.
Sería la tercera vez que EEUU impone en Europa sus normas para beneficio propio, aunque hay que admitir que la culpa de las dos ocasiones anteriores,  fue de una Europa que se metió en dos grandes guerras y acabó destrozada y en esta ocasión, la culpa es otra vez de una Europa que ha creado una unión entre sus países que se encamina al desastre.









No hay comentarios:

Publicar un comentario