Tienda en linea

sábado, 1 de abril de 2017

Como Arturo antes de ser Rey.

Se me ha quedado bloqueada una llave en una cerradura, casualidad que en el momento de abrir yo con ella, otra persona giraba el pomo desde el otro lado de la puerta.
Casualidades sin sentido; sincronicidad gratuita que el destino nos regala.
La leyenda del joven Arturo y de la espada atorada en la piedra no era una sincronicidad, sino un destino por cumplir.

Lo que lleva a preguntarse uno acerca del sentido de la vida y de si las cosas que ocurren, sino todas,  algunas, lo hacen como algo que nos espera desde que llegamos a este mundo.

Entre casualidades y causalidades vamos "tirando millas"


No hay comentarios:

Publicar un comentario